viernes, 26 de febrero de 2010

El evangelio de la Prosperidad y la ley de la atracción(espiritismo)


“Mas aun si nosotros o un ángel de cielo os anunciare otro evangelio del que os hemos anunciado , sea anatema”
Gálatas 1:8
Pablo dijo que un evangelio diferente era anatema, pero ¿Que significa?
Anatema: El sustantivo viene del verbo jaram que significa "dedicar a la destrucción".

Estos pastores están dedicados a la destrucción no a la prosperidad que tanto predican, y lo que predican es metafisica, osea ESPIRITISMO, disfrasado de cristianismo.

Tengo que darles esa noticia pues estas hijas de la Gran Ramera, están estafando a millones de personas incautas aprovechandose del sufrimiento que muchos de ellos pasan o de su ambición.

Ciertamente el Señor dijo:
No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. 
 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. (Mateo 6:19-21)

                   A. Dios quiere el corazón. El primer mandamiento es "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón" (Mat. 22:37). El corazón incluye el intelecto, la voluntad, las emociones y la conciencia.
 
                   1. Requiere mucho tiempo, trabajo, y atención personal para acumular tesoros en la tierra. Por eso es muy peligroso hacerlo, porque esto significa que el corazón, que debe pertenecer a Dios, pertenece más bien a lo terrenal.
                   2. Podemos saber si estamos trabajando para fines terrenales o para fines celestiales, porque es cuestión de simplemente observar cómo se usa el tiempo, de qué se habla (Mat. 12:34), cómo se usan los recursos (para servir a Dios, Prov. 3:9, o para acumular más bienes, Luc. 12:18), etc. ¿Qué nos anima, las cosas de Dios o los negocios (para acumular más bienes materiales)? ¡Cuántos hermanos se ven aburridos en los cultos, pero al hablar de su trabajo y sus negocios están muy animados! (Dios se fija en esto). ¿Dónde está el corazón? No es difícil saber.
                  B. 1 Tim. 6:6-10, 17, 18 es un comentario claro sobre este tema. Debemos leerlo con frecuencia, y con mucha meditación.

                   1. La piedad con contentamiento es gran ganancia. El corazón contento es corazón agradecido. No hay ganancia material que se pueda comparar con el contentamiento. Véanse Fil. 4:11, 12; Heb. 13:5, 6. Los soldados preguntaron a Juan, "Y nosotros, ¿qué haremos? ... contentaos con vuestro salario" (Luc. 3:14). ¡Cuántos hombres buscan pero no hallan el contentamiento!
                   2. ¿Qué posesiones trajimos al mundo cuando nacimos? ¿Qué posesiones llevaremos al partir de este mundo? Esto indica la gran vanidad de vivir en este mundo con el propósito de acumular bienes materiales.
                   3. "Así que, teniendo sustento (qué comer) y abrigo (con qué cubrirnos), estemos contentos con esto". ¿Cuántos hermanos están verdaderamente contentos con solamente las cosas básicas de la vida?
                   4. ¿Por qué debemos estar contentos con esto? "Porque los que quieren enriquecerse (acumular bienes materiales) caen en tentación y lazo, y en muchas codicias (deseos) necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición". ¿Por qué hay tantos hermanos que no escuchan esta advertencia? Porque creen que "a mí no puede suceder tal cosa, porque tengo cuidado y evito tales problemas. Otros sí caen, yo no. Soy muy inteligente, muy capacitado para siempre superar dificultades". ¡Así pensaba Sansón! Obsérvese con cuidado que Pablo no habla solamente de los ricos, sino de todos los que quieren enriquecerse. El hombre más pobre puede ser muy avaro, y por eso idólatra (Col. 3:5).


                   5. "Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores". No se puede nombrar un solo pecado que no se haya cometido por el amor al dinero. El amor al dinero ha motivado a los hombres (y mujeres) a cometer todo pecado que haya en el mundo. ¡Este pensamiento es alarmante! Nos debe despertar y hacernos conscientes del peligro de querer acumular bienes materiales.
                   6. ¿Cuál es el remedio? No poner "la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos". Dijo Job, "Si puse en el oro mi esperanza, y dije al oro: Mi confianza eres tú; si me alegré de que mis riquezas se multiplicasen, y de que mi mano hallase mucho ... habría negado al Dios soberano" (Job 31:24-28). Sal. 52:7, "He aquí el hombre que no puso a Dios por su fortaleza, sino que confió en la multitud de sus riquezas, y se mantuvo en su maldad". Sal. 62:10, "Si se aumentan las riquezas, no pongáis el corazón en ellas". Mar. 10:24, cuando el joven rico se fue triste "porque tenía muchas riquezas", Jesús dijo: "¡Cuán difícil les es entrar en el reino de Dios a los que confían en las riquezas!"

Dios les bendiga

2 comentarios:

RUBEN dijo...

Entonces por que los pastores y sacerdotes de cualquier ideologia religiosa se empeñan e insisten e los famosos diezmos, y pasan la charola hasta tres veces para recaudar dinero que despues usan paro hacerse de autos de lujo y casas de lujo, conoci a muchos de ellos algunos cantantes cristianos que no dan paso sin huarache, no etsan dispuestos a dar un concierto a menos que recaude una ofrenda especial para el hermano que trajo su mensaje, claro ademas de promocionar sus cds que venden a muy buen precio, por favor deja de usar la Biblia a tu conveniencia y la de los hipocritas ministros, en especial cuando contruyen sus templos como verdaderas mansiones en mendio de la pobreza al la cual con chantajes y amenazas le sancan el dinero

yerssy dijo...

hay que darle diezmo a quienes así lo piden para el templo en donde se hace adoración., independientemente de lo que hagan con el diezmo, hay que darlo porque es una forma de bendecir y multiplicar tu prosperidad y las bendiciones de DIOS,recordemos que estamos en el mundo, donde hay necesidad de bienes y servicios y hay que dar lo del cesar al cesar y lo de DIOS a su causa, gracias

Publicar un comentario

El Cuarto Ángel © 2008 Template by:
SkinCorner